martes, 9 de julio de 2013

XXX Carreira Popular de Leiro

30 años cumplía esta carrera, la primera popular que corrí allá por el año 99 y, por cercanía, quizás la consideraría la carrera de casa. El año pasado se me quedó la espinita clavada por verme obligado a abandonar por lesión, antes sólo me retirada en un clasificatorio de triatlón en Vigo en el que pinchara las 2 ruedas de la bici.
Este año iba con la intención de sacarme el mal sabor de boca. Aunque ahora mismo estoy en un modo semi-descanso y además el calor extremo de estos días no me va demasiado, confiaba en volver a disfrutar el precioso recorrido de esta prueba.
Con la coincidencia de otras carreras y la ola de calor, la participación se vio reducida con respecto a ediciones pasadas. Si bien la calidad no faltó (había premios en metálico) pues tanto el podio masculino como el femenino  fue copado por atletas de un gran nivel.
Una de las atracciones de este año fue la presencia del doble campeón del mundo de maratón Abel Antón que corrió como un popular más.
Con la comarca en alerta naranja por las altas temperaturas y habiendo marcado registros De Tª máxima de España, a las 11 de la mañana se dio la salida a la carrera de adultos. Por delante 9321 m sobre un terreno variado.


Salí en modo supervivencia, consciente de mis limitaciones ante este tipo de circunstancias. Por suerte ya llevamos unas semanitas de mucho calor y el cuerpo se me va adaptando. El primer día siempre es el peor.
Como dije la semana pasada el calor te incita a salir rápido pero la clave está en salir más lento de lo habitual. En la primera vuelta fui cómodo, haciendo mi carrera, sin importarme quien llevara delante o a mi alrededor.



9'09" en el paso por meta, a unos 4'/Km. A pesar de que tiene una cuestecilla esta parte del circuito creo que es la más rápida ya que toda ella discurre sobre asfalto o cemento.


La segunda vuelta fue más o menos bien hasta que tomamos la carretera rumbo al puente de San Clodio. Este tramito sin sombras me devolvió a la realidad. Aún no habíamos llegado al km 5 y quedaba mucha carrera, pero la boca empezaba a secarse y a desear un avituallamiento. Por suerte tras cruzar el puente tocaba transitar por un tramito de sombra.
El Km 5 lo pasé en 20'23". El ritmo había decaído ligeramente pero la segunda mitad de la carrera es, por el tipo de terreno, más lenta que la primera. Empezaba la recogida de cadáveres.
Un tramo muy duro y donde peor lo pasé fue en la pista paralela a la carretera. Una larga recta sin sombras en la que ni siquiera se corre bien.
A partir del km 6 el entorno vuelve ser más favorable. El terreno arbolado a la orilla del río se agradece y esta parte siempre se me hace amena y se pasa rápido.



Continué mi lenta pero constante remontada hasta llegar a alcanzar a Sonia y Roberto Espiña a la salida del puente de piedra.


En otras circunstancias me hubiese quedado con ellos pero a eso de unos 20-25 m marchaba Abel Antón acompañado de otros 3 corredores. Quedaba menos de 1 km para la meta pero quizás fuera factible alcanzarlos. Había que aprovechar la oportunidad.
De sensaciones no iba muy sobrado pero las piernas respondían. Había hecho una carrera inteligente y llegaba con fuerzas al final. No puedo decir que no me costara llegar hasta ellos, que a estas alturas de carrera y con el calor reinante requirió su esfuerzo, pero no tuve demasiados problemas para contactar con el grupo a falta de unos 200 m para la línea de llegada.

Al fondo ya había contactado con el grupo de Antón

En ese momento creo que podría haberme ido hacia delante ,pero preferí aguantar con ellos. A ver si no iba salir en la foto jaja
Entonces fue cuando sucedió que, en los últimos metros, Abel se puso a esprintar y nos deja a todos atrás.  


¿Habrase visto? Ya no corre como antes pero conserva la planta y el esprint final. Quien me lo iba decir a mí en el 99 que años después estaría esprintando en esta misma carrera con el que sería campeón del mundo de maratón ese año. 
A veces los sueños se cumplen aunque no de la forma que lo hubiésemos imaginado jaja
Pues nada, 38'31" para Antón, 38'32" para mí. Lejos de mi mejor marca en Leiro (recuerdo algún 37'xx) para bastante bien dadas las circunstancias. Siempre suele hacer calor pero de todas las ediciones esta me pareció la más dura.
Puesto 51º. Bastante satisfecho y con una experiencia para recordar. Supongo que esta carrera pasará a mi memoria como el día que esprinté (y perdí) contra un campeón del mundo.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º  Anouar Dabah (MAR)  28:27
2º  Alejandro Fernández  New Balance  28:33
3º  David Rodríguez  Atl. Tordesillas  30:47

Femenina
1ª Saida El Mehdi (MAR)  33:06
2ª Yolanda Gutiérrez New Balance  33:07
3ª Mª Jesús Gestido   35:51

1 comentario:

Celina dijo...

Ya había leído algo en facebook, pero ver la foto mola! felicidades, aunque estés lejos de otras marcas, como dices esta experiencia no te la quita nadie, ya puedes fardar con los nietecillos, jajaja! un besazo