martes, 25 de junio de 2013

I G.P. Atletismo Festas de Ourense

El pasado sábado mi club de atletismo organizaba una reunión de atletismo en pista con motivo de las fiestas de Ourense. Creo que hace años se organizaba un trofeo por el mismo motivo (la verdad es que no podría asegurarlo porque de aquella no hacía atletismo pero recuerdo haber leído alguna referencia)  aunque se dejó de hacer, un poco también porque la capital no contaba con pistas donde desarrollarlo.
En esta ocasión, aprovechando las instalaciones de las pistas universitarias, se pudo llevar a cabo un variado programa de pruebas para todas las categorías, mañana y tarde, y así también intentar acercar lo que es el atletismo (¡que no es sólo pedestrismo!) a la ciudad que falta hace.



Como miembro del club organizador me tocaba echar una mano y así lo hice, ya desde la mañana.
Parece que no, pero al final las pruebas en estadio dan más trabajo del que parece. No es comparable con la organización del Aviaman, por ejemplo, ya que estuve presente en las 2, pero en la pista al final andas siempre de un lado para otro con material y cosas. Momentos de actividad y momentos de no hacer nada, pero al final cansa.
La jornada de la mañana tuvo su momento de suspense porque no había luz en los enchufes... menuda movida. Al final se arregló y los protagonistas fueron quienes correspondían: los jóvenes atletas, ya que esta primera parte de la jornada estaba dedicada a categorías escolares.

Rollo rollazo lo de manejar el marcador este, me dejé los dedos, estaba duro porque estaba sin estrenar y aún  encima se veía fatal.

Buenas actuaciones bajo un sol que cada vez calentaba más. 
Sobre las 13:30 entrega de premios y sobre las 14 acababa mi labor. Marcho para casa a comer hasta la tarde.
La jornada de tarde se abría a las 19 pero había que estar allí antes. Llegué allí a las 18 horas y ya estaba el jefe colocando las vallas del 400, tarea bastante tediosa de la que me libré a cambio de ir buscar bebidas al pabellón universitario.
Poco antes de las 19 horas dejé mi rol de voluntario y asumí el de competidor. Me había apuntado a la serie B de los 5000 m buscando aprovechar mi buen momento de forma para ver si salía una marca decente.
La salida estaba para las 19:20 y la Tª rondaría los 30º, o eso marcaba el termómetro del coche a mi llegada. Tanto esperar por el ansiado verano y ahora lo disfrutábamos (o sufríamos) de repente.
Cumpliendo el horario, como es habitual en todas las reuniones de por aquí, nos situamos en la línea de salida. 15 inscritos en esta serie de los que nos presentamos 11. 

Los 3 miembros del C.D. Aurum que corrimos el 5.000
Tenía en mente salir para 18'30" y llevaba ya aprendidos todos los pasos, a 1'28" cada vuelta. También esperaba, en vista de los participantes, poder tener compañía durante la carrera.
Al final no fue así.


Suena el disparo y a los pocos metros ya me quedo en tierra de nadie. El ritmo de cabeza es demasiado rápido para mí así que no me queda otra que hacer mi carrera en solitario. El calor no se me da muy bien y no quiero arriesgar al principio.



Clavo prácticamente el primer paso por meta, 44", y las 2 primeras vueltas. 3'41" el primer kilómetro, cumpliendo con lo previsto pero alejado del resto de los participantes, en solitario, y lo que es peor, ya muy incómodo.



En las siguientes vueltas no fui capaz de mantener el ritmo y poco a poco me iba dejando uno o dos segundillos cada vez que completaba una vuelta al anillo.  Al mismo tiempo veía como se iban alejando mis aspiraciones de hacer algo decente.
En apenas 2 km ya iba con muchísimo calor, con la boca pastosa y mirando con envidia cada vez que pasada junto a la ría, pues no miento si digo que en esos momentos me apetecía hasta tirarme dentro.




Los 5 km son una prueba que se me hace cortísima en ruta pero durísima y muy larga en pista. Mantuve el tipo mal como pude, aguanté las ganas de abandonar, me libré por los pelos de ser doblado por Milo, y en la última vuelta hasta gané un puesto  en detrimento de Miguel Ángel del Limiactiva.

 


Por lo demás, y a pesar de que en la recta final apreté los dientes a ver si al menos mejoraba mi pobre marca del año pasado, no pude parar el crono antes de los 18'52,43". Puesto 7º. Que le vamos hacer, todavía no estoy adaptado a correr con calor.
Una pena porque estaba bien y con esta competición creo que ya se acaba la pista por esta temporada, pero bueno, que nadie diga que no se ha intentado. Acabé tan vacío que me tuve que tirar en el suelo. En eso coincidimos los paquetes con los superélite jeje
De todas formas el sabor agridulce quedó pronto disipado por el éxito de la jornada, tanto de público como por las actuaciones que se dieron allí. 
Tras recuperar del 5 volvía al rol de voluntario pero como ya no había mucho que hacer, pude disfrutar como un espectador más del resto de pruebas.
Y la verdad es que quitando el salto de Palomanes que no vi, entre otras cosas porque los fosos en este estadio están muy alejados, disfruté del resto. Uno de los mejores momentos se dio en los 1.500 m femeninos con una auténtica exhibición de Solange. Que manera de correr y que gran marca de 4'14".

Que planta tiene esta chica

La última prueba para cerrar este día tan largo era un 5.000 élite donde el local Alejandro Fernández iba intentar lograr una marca de 13'45". Para ello contaba con la ayuda de Álvaro, Robertas y de Víctor Riobó que harían de liebres. 
Al final no pudo ser y se fue hasta los 13'54", que no deja de ser un marcón. La carrera fue espectacular, con mucho público en las gradas animando que era de lo que se trataba. Tanto a Alex como a Rubén Diz que hizo otra gran carrera, e incluso a los portugueses que se acercaron a competir aquí.
Tras el 5 tuvo lugar la entrega de premios en la que me tocó dar algún regalito, que al final no sé ni que era, a alguno de los premiados; a mi amiga Bea que hizo un concurso sensacional con marca personal en pértiga y a la portuguesa Ana Fernándes que se paseó en el 3.000.

Los premiados con el boss

¿Que quedaba? Pues tan sólo recoger unas cuantas cosas. No mucho, llevar unos contenedores fuera, recoger el equipo de sonido y mover la puñetera torre donde se sientan los jueces a la llegada que pesaba un huevo y que daba muy mal llevar.
Al final llegué a casa a la medianoche, con hambre y bastante cansado pero casi con pena porque tenga que pasar un año para que se repita.

Clasificaciones (completas aquí)
5000 m "B" Masculino
1º Emilio Garrido  Ourenrunning  17:25
2º Santi García Burgas 17:32
3º Manuel Salgado  Burgas  17:59

No hay comentarios: