lunes, 11 de julio de 2011

Copa Deputación y Clásica 'Álvaro Pino'

Cerramos la semana con 2 competiciones de atletismo y una 'pseudocompetición' (al menos para algunos) de ciclismo.
El jueves se disputó en Monterrei la última jornada de la Copa Deputación de Atletismo. Con la coincidencia de otras reuniones y distintos campeonatos no hubo grandes figuras pero en cambio si hubo participación de deportistas 'normalitos' (como el que escribe) que le dieron animación a algunas de las pruebas. La verdad es que cuando nos juntamos gente de nivel más o menos parejo estas competiciones de pista se hacen muy divertidas.
En esta ocasión y como traca final de la copa me apunté a 2 pruebas. el 800 y el 1000. Entre ambas 1 hora de diferencia por lo que suponía que me daría tiempo a recuperar un poco.
En el 800 participamos 9 corredores, uno de ellos a un nivel superior, Víctor Fernández del Ourense, y el resto uno o dos peldaños por debajo. A priori para mi una buena carrera al poder correr acompañado.
Antes de la salida Óscar (2'02" este año) me da unos consejos para afrontar la distancia: correr fuerte el primer 400 y meter el hachazo a falta de 300.
- No lo pienses, hazlo, aunque parezca que no llegas en el último 100 todos van muertos.

Decidido a poner en práctica el plan me sitúo en la línea de salida...
Suena el disparo y  todo el mundo sale rápido. En el primer 100 todos corren mucho, tengan la marca que tengan.
..

.
.
Fotos robadas del caralibro de Pipe

Me quedo atrás y hago la curva por la calle 1. En la recta remonto un par de puestos pero sigo a la cola de un pequeño grupito.
Completamos la primera vuelta. Suena la campana. Tiempo de paso 1'12". Demasiado lento. Ni el 1'06" del otro día ni esto pero aún no le tengo cogida la medida a la distancia.
Continúo corriendo por la calle 1 a cola del grupo toda la curva decidido a poner en práctica la táctica de Óscar.
Llega la contrarrecta de meta ¡es el momento! No lo pienso, como si la meta estuviera al final de la recta.¡Hachazo!
No sé de donde me vinieron las fuerzas pero, ahora que ha pasado un tiempo, la sensación que me quedó es de que corría como un animal. Por la calle 2 adelanto a los 3 corredores que me precedían. Me recordaba al vídeo tantas veces visto de Docherty. Iba a tope pero las piernas me pedían más :-)
Ya en los últimos 100 iba muerto pero como bien dijo Óscar en todos los 800 ocurre lo mismo.
Al final 4º con 2'22.45", por unas centésimas marca personal. Pasando mejor el 400 y sin un cambio tan brusco a lo mejor podría haber estado en 2'20 o un pelín menos pero bueno ¡fue muy divertido!

Clasificaciones (toda la jornada aquí)
800 m.l. masculino
1º Víctor Fernández  Ourense Atl.  2:03.85
2º Roi González  Limiactiva 2:14.29
3º Diego Babarro  ADAS Barco 2:18.84


Una hora más tarde tocó el turno del 1000. En esta ocasión éramos 4 los valientes que además repetíamos del 800 ¡que vicio!
El 800 para quien no lo haya corrido nunca puede pensar que es una prueba fácil de la que recuperas enseguida. ¡Nada más lejos de la realidad! Deja mucho más tocado de lo que parece.
Aún así como no tenía marca en el 1000 (ni siquiera en series porque no las hago) y era la última prueba me apetecía correrla como guinda del pastel.
Volverme a poner los clavos me dio algo de pereza pero una vez en la pista ya estaba listo para la batalla. Lógicamente notaba los efectos del 800, estaba cansado y falto de chispa pero preferí ver esta prueba como un regalo para mi disfrute, hasta si tenía que hacer 3'30" lo haría y no pasaría nada.

Se da la salida. Al principio Roi se pone a tirar aunque el ritmo es tranquilo (pasamos en 40" los primeros 200)
A priori era el corredor de mayor calidad como así lo demostró en el 800 pero había corrido también el 200 y se le veía bastante perjudicado por lo que era de esperar que no mostrara todo su nivel.
Seguí corriendo tras él hasta el 500 y luego me decidí a jugar mi baza. No tengo sprint final así que necesito cambiar desde lejos.
Paso en primera posición por el 600: 1'56.09" ¡ahora toca ir a muerte!
El último 200 se me hace muy largo, Roi viene cerca. Miro atrás en un par de ocasiones (mal hecho no se debe hacer) pero puedo administrar mi ventaja y llegar 1º (¡llegar 1º! lo escribo de nuevo porque esto pocas veces lo voy poder escribir jaja)
3'08.09", última vuelta en 1'12.00", para correr cansado no está nada mal.
Vaya que si ya me gustaba la pista ahora aún me ha dejado mejor sabor de boca y no lo digo por llegar 1º o 2º sino por el buen rollo que hay entre todos los compañeros.

Clasificaciones 
1000 m.l. masculino
1º Alfredo Ferreiro  Casa da Xuventude 3:08.09
2º Roi González  Limiactiva  3:08.85
3º Manuel Salgado Burgas 3:13.58

Esto en lo referente a atletismo. El domingo cambié de disciplina y tomé parte en la marcha cicloturista de Ponteareas, que esta año cambiaba su nombre por el de Clásica 'Álvaro Pino'. También cambiaba gran parte del recorrido y kilometraje que este año pasaba a ser de 130 km  (1685 m de desnivel positivo)


Yo las marchas cicloturistas me las tomo como eso, ciclo-turistas, quiero decir que para competir en bici ya tengo los tris, aquí me gusta ir tranquilo y disfrutando del entorno. Cuando además me presento en la línea de salida sin prepararla y con un kilometraje relativamente escaso ( 1117 Km en lo que va de año, salida más larga y única 5 de junio 85 km) lo de tomárselo con calma constituye prácticamente una obligación si no quería acabar tirado en una cuneta.
Voy ser claro desde el principio, la marcha está muy bien organizada, tiene muchísimos voluntarios, un montón de servicios, un despliegue impresionante, un trato excepcional al participante pero este año no me gustó. No me gustó ni el recorrido nuevo, ni el ambiente, ni lo pasé bien.
No voy ser objetivo ni pretendo serlo, parte de mi experiencia está condicionada por mi propia persona. Mi relación con la bici es un poco de amor-odio, mi forma de entender el ciclismo es también peculiar, llegué a él a través del tri y al tri a través del atletismo, me gusta el esfuerzo individual, no me gusta ir en pelotón.
Ya el día anterior no me apetecía demasiado ir, la mañana de la marcha el despertador interrumpió mi sueño y me levanté de mal humor...
Una vez en Ponteareas, tras recoger el dorsal y vestirme de guerrero me puse en marcha totalmente sin sensaciones.
Había muchísima gente, 590 decía la organización, yo estaba situado por la mitad de los que se agolpaban tras el arco y tardé 1 minuto en llegar a la línea de salida. A partir de ahí y durante los primeros 5 km aproximadamente fuimos un gran pelotón serpenteando por la carretera.
Hubo algo de tensión en esta parte: entre los que ya salieron con el cuchillo afilado, alguno que iba cruzándose, otro que ya pinchaba en el primer km, etc. se creó alguna situación de peligro.
Yo me quedé hacia la parte de atrás, deseando que la gente se fuera esparciendo y poder pedalear a mi aire.
El inicio a la ascensión al puerto de Festín era una buena oportunidad para recobrar sensaciones y ganas. El puerto es bonito y no muy exigente, sobre todo porque se va fresco. Este ya lo conocía del año pasado.


8 km de subida a ritmo suave que se hicieron muy llevaderos. Al final los acabé haciendo a rueda de unos de Ferrol. Tampoco es que lo buscara ni lo procurara, simplemente coincidían en ritmo con el que quería llevar.
Una vez coronado iniciamos el descenso hacia Pazos de Borben. Al principio lo hago solo pero luego me alcanzaría el grupito con el que subí. Yo ya no bajo muy bien y 3 bajan más rápido que 1.
Más o menos los llevaria delante hasta el repecho de Pazos donde me volvería a ir solo y así continuaría hasta llegar a Arcade en el km 38.
Durante 10 km de descenso no vería a ningún otro participante. Parece mentira en una marcha tan multitudinaria pero fue así. La gente anda mucho toda.
Llego al puente sobre el Río Verdugo (km 40, con ese nombre no presagia nada bueno) y a continuación encaro la ascensión al 2º de los puertos del día, Alto de Cristo Rei, 9 km de ascensión al 3,8 %


Voy incómodo; hora y media sobre la bici y ya no sé ni como sentarme, ¡y lo que falta!... ufff
El primer km del puerto es divertido, de hecho fue el km que más disfruté de toda la marcha y pude dar alcance a otros participantes. Pendiente del 10,7%. Cuestita muy chula que afeaba los restos de un reciente incendio forestal, es donde se tomaron las fotos.
 .


Un poco más animado continúo mi ascensión a buen ritmo hasta Taboadelo donde la cosa ya suavizaba, de hecho casi se podía considerar que el puerto acababa aquí.
Coronado este segundo puerto había unos km de perfil favorable hasta Ponte Bora. En este tramo hubo un accidente y cuando yo pasaba estaban atendiendo a un ciclista que estaba tirado en el suelo. Las pocas ganas que había hecho subiendo ya se me pasaron aquí.
A continuación pasamos a afrontar unos 20 km en su mayoría de ascenso. El primer plato era el puerto de Almofrei: 7 km llevaderos en los que lo más duro estaba al principio pero aún así muy fácil. El grado de dureza lo marcaba más el calor que ya empezaba a hacerse notar que otra cosa.


Corono Almofrei sin enterarme -quiero decir que no sé donde acabó el puerto ya que no había bajada- y continúo cara al alto de Famelga. Quizás podría haberse considerado todo un sólo puerto y saldrían 17 km al 3,1% de desnivel medio pero bueno, se clasifique como se clasifique las patas lo van notar igual.


A esa altura de la marcha ya estaba hasta el culo de todo (no sabía como ponerlo jeje) y el hecho de pensar que aún me quedaba otro tanto me resultaba desmoralizador.
Subiendo Famelga adelanto a un chaval que iba con pedales de plataforma y zapatillas (¡Dios mío! entre la Cervélo P3 con rastales de Pontevedra y esto no sé que es lo que me queda por ver) y me uno a la compañía de 2 ciclistas de Ames, uno veterano y otro más joven. El más mayor empieza a tener calambres y su compañero lo va animando. Esa son las actitudes que me gustan.
A mi en esos momentos me da el bajón y pienso en dejarlo, queda demasiado y me siento cansado. Continúo adelante por mí y por el reto de Álex.
Coronamos y unos km de descenso me sirven de recuperación. Decido marcarme una meta cercana y asequible como llegar al punto de control y avituallamiento y luego ya se vería.
Se acaba el descenso y en el repecho de A Lama ya me encuentro mejor. Paso por el control km 82 (3h32') y llego al avituallamiento.
No echo tanto tiempo como otros años, relleno el bidón, me como un trozo de plátano y bebo un trago de coca-cola que en esta ocasión si que me vino bien.
Con mejores sensaciones en las piernas que las que tenía unos km atrás afronto un tramo favorable  de unos 20 km hasta Arcade.
Lo que no contaba yo es que el tramo hasta Ponte Caldelas fuera tan malo, no fueron muchos km pero el asfalto estaba muy mal. Aquí o mi ángel de la guarda me salvó o gasté una de mis vidas de gato. En una curva un poco cerrada cuando iba comenzar la trazada meto la rueda delantera en un surco, la bici me hace un extraño que me lleva hasta la zona media de la carretera (no muy ancha) si no vinieran coches de frente no pasaría nada, la podría trazar sin problemas por el otro carril pero con un coche de frente en esos momentos me temí lo peor.
No sé como lo hice pero pude derrapar de atrás y dominar la bici. Esta vez libré pero pudo acabar mal. La curva no era especialmente complicada pero con ese firme si resultaba muy peligrosa, no sé como no le pasó a nadie más. Todos los tramos complicados estuvieron muy bien señalizados pero este no vi nada.
En fin vaya susto. Uno de los que iba detrás me dice que hay que tener cuidado con las curvas cerradas. Si el problema no era la curva, los que hacemos tri creo que en eso ya tenemos el doctorado jeje
Bueno, por suerte ese tramo era muy corto y luego ya enlazamos con una bajada buena. Hasta Arcade muy rápido y sin problemas, intentando recuperar un poco,
Km 100, el final ya se ve más cerca. Me tomo un gel y afronto el último de los puertos del día: Soutomaior, casi 7 km al 3,4 de media. Muy asequible pero cuando llevas bastantes kilómetros encima ya parece más de lo que es.


Una vez coronado el terreno que resta hasta meta es bastante asequible. Nos pasan a una carretera estrecha y con curvas, divertida si vas en solitario.
Curiosamente en un rato que paso sin dar pedal comienzo a tener calambres. Ya son bastantes horas sobre la bici y noto la sal pegada a la piel. Pedaleando en cambio no me encuentro tan mal, hasta puedo permitirme subir los repechos de pie.
Al final llego a Ponteareas con 5 horas y 22' de pedaleo efectivo sin descontar el tiempo parado en los avituallamientos, 5h23' en tiempo bruto (¿si es una marcha no competitiva porqué no se pone en los diplomas el tiempo neto real?) "puesto" 455º (si es que la gente anda mucho) y 156º de la categoría a una media real alrededor de los 25 km/h.
No sé si habrá llegado gente fuera de control pero si había 590 inscritos me parece muy raro que sólo acabaran 496.
Por una parte acabé contento por haber podido hacer 130 km ¡nunca había hecho tantos km sobre la bici!,  por un lado parece que el hacer un día IM es más factible, pero por otro acabé bastante decepcionado. No lo he disfrutado, no me dio lo que buscaba, así como el año pasado disfruté de una jornada tranquila este año vi demasiada tensión aún habiendo ido la mayor parte del tiempo en solitario.
Y que conste que reconozco que la organización es de 10 pero busco otro tipo de cosas.
Me han entrado ciertas dudas existenciales que incluso me planteo si de verdad me merece la pena querer hacer algo de larga cuando donde más he disfrutado esta semana es en competiciones de 3' :-)
.
 Dedicado a la memoria de Sandra Gutiérrez, no te conocía pero te quedaron demasiadas cosas por hacer en la vida.  Si da un escalofrío cada vez que lees una noticia de este estilo, en este caso más. Precaución y respeto, sólo pido eso.

.

Mejores tiempos (lista completa aquí)
Masculino
Paulo Valente  Os amigos dos Talhos (POR) 3:36:34
Manuel Barciela  SPOL 3:38:38
Carlos Miguel da Silva XPZ-Bona-Navais (POR)  3:38:39

Femenino
Montserrat Álvarez  SPOL 4:36:02
Mª Carmen Cabaleiro 4:36:07
Marina Girona 4:39:02

***
Proyecto 'Ayúdanos a caminar'

La "Clásica Álvaro Pino" era la 2ª de las pruebas que formaban parte del proyecto. En esta ocasión no se han conseguido vender todos los km pero si se han podido vender 62 con lo cual son 62 euros más para la causa de Álex que no está nada mal.
Los km vendidos han sido gracias a las contribuciones de Tritata, Marieta, MAE, Jose Manuel Moreira y Carlos Pinto.
De momento voy mantener las donaciones abiertas por si alguna persona más se decide. La próxima semana tocará una travesía a nado de 4 km en Bueu pero tenemos pensado hacer algo especial. Ya os contaré.

Por otro lado si alguien va estar por Vilagarcía este fin de semana Antonio Madriñán & friends han organizado una prueba de 24 horas para recaudar fondos destinados a la integración de personas con autismo. Todos los detalles los podéis encontrar en:

3 comentarios:

davidiego dijo...

Enhorabuena! No hay reto con el que no puedas.

Furacán dijo...

je hay 2 que se me resisten; un buen trabajo y una buena pareja jaja

Xocas dijo...

Tarde o temprano se consigue lo que se persigue. Seguro. Mientras tanto, ya acabaste primero una carrera.