lunes, 23 de julio de 2007

Poco que contar

En parte porque ha sido un fin de semana sin competir un tanto apático. La mayor parte de los entrenamientos salieron de forma distinta a lo esperado... el domingo en la piscina tuve frío y salí a la media hora, la ruta de montaña del sábado por no encontrar el sendero se vio convertida en una ruta llana y más larga pero que en cierta manera me ha compensado regalándome imágenes como esta


La verdad es que soy incapaz de describir que se siente al correr por un paraje como este. Uno ya no es que tenga mucha gracia para escribir pero es que además son tantas las sensaciones...
Recuerdo el suelo mullido, la luz filtrada entre las hojas, el murmullo del río...
Solo por ese instante bien mereció la pena el esfuerzo.

5 comentarios:

robert mayoral dijo...

muy buena pita esos senderos, preparando ya la gran cita, no??
se nota que estás fino!!!

Sylvie dijo...

Pues con esas sensaciones y esos momentos ya tu fin de semana dejó de ser apático.
Ayssss...Galicia, Galicia...cuantos parajes de ensueño!!!!!!!!!


besitos.

la granota dijo...

Qué pena de apatia! ;)

Pekas dijo...

esasto....!!!! "uyysssssss,.... que apatia más mala...."...

Mira por donde... ahora resulta que yo paso la mayoria de mis días de forma "APÁTICA"... :-))))

jejejejejejejejejeje.... irónico qué está el día... :-))))

Saludos compañero...y que sogas teniendo muchos días "apáticos" como este... :-)))))

Furacán dijo...

Bueno bueno jajaja desde luego no se puede decir nada :-))
Hombre lo cieto es que después de una temporada dedicado casi en cuerpo y alma a la oposición estoy en la fase de depresión post-parto :-D
Pero mira me reconozco afortunado en una cosa, cuando tengo un día así siempre puedo recurrir a mis zapatillas ;-)