martes, 21 de julio de 2015

III Carreira Carneiro ó espeto - Moraña

Este domingo fui a descubrir una carrera de la que había oído hablar bien. La verdad es que esta era una semana tranquila, ya con la temporada prácticamente finalizada, así que el único objetivo era divertirse y rodar un poco. Además el día anterior había estado de juez todo el día en el campeonato gallego absoluto de atletismo y la verdad es que acabé cansado, bastante más que tras muchas carreras. Reíros pero sólo por la mañana, de juez de caídas de los dos martillos y del disco femenino, creo que me hice más de 100 sprints de 10-15 metros. De todas formas me gusta el puesto, no puedes perder la concentración en ningún momento y es de lo más emocionante cuando ves venir alguna de esas armas (que en realidad es lo que son) hacia tí :-D
En serio, una bonita experiencia, me queda un mundo por aprender dentro de lo que son las labores de juez pero es otra forma de vivir el atletismo y el ambiente que rodea a este tipo de eventos, ya que como atleta lo tendría muy difícil para estar presente en una competición así.


Ya con respecto al domingo buen ambiente en Moraña, con bastante participación y algún atleta de nivel aunque sobre todo destacar la implicación del pueblo. Eso se nota mucho, cuando las cosas se hacen con dedicación y se cuidan los detalles. Circuito entretenido, no para hacer grandes marcas ni mucho menos pero tampoco hace falta, buena señalización, kilómetros marcados, los avituallamientos en vasito se hacen algo complicados, o al menos a mí me cuesta mucho beber, pero como la mañana estaba cubierta y la temperatura no era muy sofocante se llevaba bien.
Tuve la suerte de compartir calentamiento con uno de mis ídolos deportivos como es Esther Pedrosa, como digo siempre el modelo de carrera deportiva a seguir. Una atleta que ha destacado en cada una de las categorías, que lleva toda una vida en el atletismo y que ha sabido mantener siempre la misma ilusión. Varias veces internacional, varias veces campeona de España, una mujer que ha llegado a correr en 2h37' la maratón y en 1h15' la media entre otras distancias. Siempre superaccesible y afable. Luego hay alguno que baja de 3 horas en un maratón y ya se cree el rey del mambo. En fin...


A las 11:30 se dio la salida con casi 300 participantes en categoría absoluta lo que no está nada mal. De ellos cerca de medio centenar eran chicas lo que es una buena noticia, poco a poco van aumentando las participantes. Espero que el efecto se acabe trasladando al atletismo de pista y no tengamos otro 3000 obstáculos en un campeonato autonómico con sólo 2 atletas, como sucedió el día anterior. Raquel, aquí presente, y que se proclamó campeona el día anterior, comentaba que había tenido la sensación de estar en un entreno y no en una competición. Pero bueno, pese a todo hay que ser optimistas.
Con respecto a mi carrera pues bueno, ya comenté que no era un objetivo y sólo se trataba de rodar y disfrutar,  así que la única pauta que me marqué fue no pasar el km 5 por debajo de los 20'. Si en la segunda mitad de la carrera me sentía muy sobrado me autoconcedía permiso para apretar pero de salida no. No se puede competir todos los fines de semana.
Así pues cabeciña. Reconozco que en los primeros kilómetros me sentía con la sensación de ir con el freno de mano echado pero luego resultó ser una buena cosa.
La carrera consistía en un 2+4+4. Una primera vuelta de 2 km y luego dos vueltas de 4. A pesar de lo que pueda parecer el circuito se hacía entretenido.
El primer kilómetro lo pasé por encima de 4' siguiendo el guión previsto, 4'04" pero bastante retrasado respecto al resto de participantes. Me encantaría tener parciales de puesto  por ver las clasificaciones que ocupaba los primeros kilómetros.



La primera vuelta era bastante llana y por tanto rápida. El circuito de 4 km ya era otra cosa.
Bueno el caso es que solamente manteniendo el ritmo constante, la carrera me fue colocando en mi sitio. Visualmente tenía la referencia de la propia Esther que hasta mediados de carrera marchaba unos metros por delante de mí.



La última vuelta la inicié cuando llevaba ya 24'14" de carrera. En principio había cumplido el plan de no bajar de 4'/Km en la primera mitad de la carrera y ahora en teoría podría apretar si tuviera fuerzas. Pero el caso es que tampoco iba tan sobrado. Cualquiera lo diría al empezar la carrera pero este perfil de engañosas cuestas tendidas acababa pasando factura.


Vale que en los kilómetros finales hubo quien pinchó más que yo y así hasta me daba la falsa sensación de acabar fuerte pero era más ilusión que otra cosa. Me quedé como estaba y da gracias. No llevaba yo  ganas de demasiadas agonías así que lo único que hice fue intentar no bajar el ritmo. Tan sólo en los últimos metros, con los ánimos del público y demás, pues me vine arriba y me entraron ganas de exprimirme un poco en la última cuesta.



Bien la experiencia, tiempo discreto 40'53" y puesto 76º pero disfruté mucho de la carrera. Se agradece de vez en cuando este tipo de carreras "just for fun", acabas con ganas de más y con las pilas cargadas.


Después de la carrera hubo pinchos para los participantes, que estaban muy buenos pero oye, que había unos críos que parecían pirañas, nunca vi tal ¡que manera de desaparecer el jamón de los platos! :-D sólo pude probar un trocito y aún menos mal. Para el próximo año a las fieras habrá que darles de comer aparte X-D


Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Víctor Riobó  33:04
2º Jose Antonio Ramallo A.D. San Miguel 33:06
3º Rafael Fuentes Athletics 33:51

Femenina
1ª Paula Mayobre  E.A. Paula Mayobre 37:10
2ª Raquel Suárez  Ría Ferrol 39:41
3ª  Mónica Granero 40:11


Como no todo va ser correr a la vuelta me paré en el parque arqueológico de arte rupestre de Campo Lameiro, a apenas unos kilómetros. Mira que llevaba años con ganas de ver los petroglifos, desde que era crío, y nunca me había parado. Pues bueno esta vez tocaba. Una buena pateada por el parque exterior, el lugar chulo, el estado de conservación en general bastante deficiente, aunque ahora hay nuevos gestores y parece que están intentando hacer las cosas mejor


2 comentarios:

Celina dijo...

Me gusta esa expresión de "con cabeciña", que es lo que muchas veces nos falta. Olvidamos que hacemos esto para disfrutar y vamos con el machete entre los dientes siempre. Buen planteamiento y felicidades por acabar con buenas sensaciones. Tomo nota de esa visita, no sabía que existía ese museo

Furacán dijo...

Si, a veces es ponerse un dorsal y ya salir ahí a darlo todo X-D Cuando se corre mucho es mejor seleccionar que carreras son realmente objetivos y las otras pues dependiendo de en qué fase de la temporada estés y el entrenamiento que quieras hacer tomártelas con más o menos calma