martes, 7 de febrero de 2012

II Carreira do Cocido Lalín

Ahora ya sí va con mi crónica de la competición del fin de semana. 
Mañana de domingo bastante perra con  frío, niebla y lluvia. Aunque, todo hay que decirlo, podía ser peor y, a la hora de la carrera, el tiempo nos respetó bastante. 
En Lalín ya había corrido unas cuantas veces, a lo mejor no esta carrera pero si otras parecidas que compartían parte del recorrido, así que, era todo más o menos conocido. También el duatlón de Lalín, que ya hace unos años que dejó de celebrarse (una pena porque era de los mejores de por aquí), compartía parte de su circuito con esta carrera.
La distancia anunciada era de 10 km y mi objetivo era simplemente hacer unos cuantos kilómetros a ritmo 'fuerte', en torno a 4' /km (fuerte para mi evidentemente jeje); salir despacio e ir poco a poco incrementando a un ritmo más alegre. Se trataba pues de un entrenamiento más que una competición porque para exprimirse ya están otras pruebas.
Lo ideal sería correr el segundo 5000 más rápido que el 1º, pero como con el perfil de esta carrera iba ser muy complicado (recorrido ida vuelta donde los primeros km son descendentes y los últimos ascendentes) bastaba con intentar que la diferencia no fuera mucha. 
Eso todo en teoría claro.
En la práctica no sucedió conforme a lo esperado. 

Bastante participación en la línea de salida de la prueba absoluta sobre todo con una buena presencia femenina (está muy bien que cada vez se vayan animando más chicas) y, pese a lo fría de mañana, buen ambiente también entre público y competidores.
Los primeron km transcurrían por el centro urbano con un perfil bastante favorable. En general se salió bastante rápido, no sé si por delante también, pero yo por lo menos en pocos metros me vi relegado a la mitad del pelotón.
4'14" el paso por el primer Km, si es que estaba bien marcado. Lento para mí y conforme a lo anunciado, pero seguro que muy rápido para unos cuantos que tenía alrededor. La verdad es que no acabo de entender que gente que ya no es novata en esto de las carreras salga a un ritmo que ni de lejos es capaz de mantener, pero bueno, allá cada cual.



Bajamos al paseo que discurre a las orillas de un riachuelo y allí, de acuerdo al plan establecido, empecé a correr un poquito más. Con algo de cuidado en los puentes porque nos habían dicho que había algún tramo resbaladizo, comencé una lenta remontada.
Al cuerpo le costaba ponerse en marcha y el día no ayudaba mucho, no acababa de entrar en calor. Pese a ello, hasta el 5 los km iban cayendo en ritmos por debajo de los 4'/km: 3'50"-3'45"...
De este modo pasé la alfombrilla de control del retorno en 18'28" y el cartel de Km 5 en 19'31".
Cómodo, de menos a más, y, por qué no decirlo, con una buena dosis de optimismo, inicié el retorno. Continuaba adelantando gente mientras me distraía viendo a los corredores de la orilla contraria.
Sin embargo, en torno al km 7 o así, las cosas comenzaron a torcerse y empecé a notar uno de mis soleos bastante cargado. Curiosamente el año anterior también me pasara aquí en Lalín que acabara con los soleos cargadísimos. Le echara la culpa a que estrenaba zapatillas pero hoy no era el caso.
No sé si por miedo o precaución o porque me rallé un poco, bajé el ritmo y me quedé junto al grupo de corredores que había alcanzado. Confiaba de todas formas en que las fuerzas así ahorradas me permitirían afrontar el 'muro' de los 2 últimos km con más solvencia y llegar a meta con mejores sensaciones.

 

Tampoco fue así, un año más se me volvió atragantar el tramo de subida desde el río. Sin fuerza en las piernas y con malas sensaciones.

 
Superado el trago, en el tramo que quedab,a ya me dejé ir un tanto desmotivado. Lo último fue la larguísima recta de llegada donde perdí unas cuantas posiciones al creer que nos harían dar una vuelta antes de entrar (habíamos acabado de pasar el cartel del km 9) 
Al final no fue así y al recorrido le faltaba unos cuantos metros (300-400) con respecto a los 10 km anunciados.

 

 

39'24" y puesto 126º, ni bien ni mal. Se me fue un poquito del tiempo previsto y sobre todo no me dejaron buen sabor de boca las sensaciones finales. De todas formas no era más que un entrenamiento así que no hay que darle mucha importancia. Sumamos km a un ritmo que yo no podría hacer en solitario que era de lo que se trataba.
Con respecto a la organización comentar que estuvo todo bastante bien, el recorrido no me disgusta y la verdad es que para el día que estaba la gente aún respondió. Espero seguir volviendo a Lalín en próximas ediciones.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Jose A. Ramallo  Gimnástica Pontevedra  32:39
2º Manoel Louro  Atl. Sar 32:53
3º Oscar Lugrís  MTC 32:58

Femenina
1ª Isabel Sáez  OAAP  39:14
2ª Teresa Castro  Atl. Noia 39:34
3ª Lupe Lodeiro  Gimnástica Pontevedra  41:19

Galerías de fotos: Alexhaphotos, Gely,

3 comentarios:

Carles Aguilar dijo...

Bueno, para ser tan sólo un entrenamiento creo que puedes darlo por válido... y además sacar conclusiones postivas (espero que sea así...)

Celina dijo...

Confío que el sóleo esté ok, siento mucho que hayas tenido esas malas sensaciones, pero viendo las fotos y por lo que cuentas, el tiempo no acompañaba nada. Además, como dice Carles, es un entrenamiento, así que muy bien. Por cierto, llamándose así la carrera, me imagino qué pondrían al final de avituallamiento, jejeje

Furacán dijo...

Carles, si claro que se pueden sacar cosas positivas.

Celina, si, está bien, sólo un poco cargado unos días. jeje había opción de comer cocido a un buen precio pero al final preferí comer en casa.