jueves, 21 de octubre de 2010

La dicha de ser perdedor


El deseo puede durar una vida.
El triunfo apenas el instante en que perece el deseo.


Miriam García - Bájame una estrella




La foto la saqué del caralibro pero no recuerdo de quien, la tengo de fondo de pantalla en mi pc.

12 comentarios:

Carles Aguilar dijo...

Por lo tanto constantemente tienes que alimentar en tu interior el deseo de triunfar.. Aunque sólo sea para disfrutarlo unos segundos...

Furacán dijo...

Yo lo veo en el sentido que es más importante marcarse una meta por el camino que lleva a conseguirla que por el logro en sí. Por eso a veces los deseos imposibles no son tan descabellados :-)

David dijo...

Que frase, despierta muchas interrogantes, sin dudas te replanteas cosas de vida.
No decaigas.

Emilio dijo...

Me la aplico, me viene genial ahora. Gracias

Cristóbal Rodríguez dijo...

Ke tal furi veo que continuas a tope, yo liadisimo para Burgos vamos.
s2

tritata dijo...

amen!!!totalmente deacuerdo!!

runner48 dijo...

El ego es devorador a veces...

inma dijo...

Nadie somos perdedores... nadie... todos ganamos algo bueno todos los dias.

Furacán dijo...

Cris, a tope en Burgos!

Inma, triunfador y perdedor son concetos relativos aunque a esta sociedad les cueste asumirlos como tales. A veces ganando pierdes y otras perdiendo ganas.

Mildolores dijo...

Es como entrenar algo duramente meses y pasar la meta.
¿que prefieres?

Ona dijo...

Eso es Fury... el camino...
no necesariamente pasa por la cima...

a veces se nos olvida...
cuando lo importante, es disfrutar en CADA PASO...

:)

Pekas dijo...

Miriam.. desde allí arriba seguro te envía una sonrisa...

Hermosas letras...