domingo, 25 de julio de 2010

III Carreira Popular da Ponte

Como decía en mi entrada anterior la vida sigue y las carreras también. El viernes por la noche corrí esta carrera que se organiza en el barrio del mismo nombre de Ourense. Una prueba corta ( anunciada como de 6 Km pero en realidad menor), muy explosiva pero también entretenida, entre barracas de feria y con mucha animación por las calles.
Ya la había corrido el año pasado y no había quedado descontento. Este año todavía se mejoró en algunos aspectos: cronometraje por chip, camiseta al finalizar la prueba y mayor control durante el recorrido. Una prueba sencilla, sin grandes pretensiones pero que cumple perfectamente.
Por la mañana ya había entrenado 1 hora de kayak así que mi único objetivo era ver a los colegas y pegarme un buen calentón :-)
La carrera estaba para las 21:40, a esa hora ya había bajado algo la temperatura (por suerte). Por delante 3 vueltas de algo menos de 2 km, según el mapa me da 1,86 Km por vuelta así que la distancia total rondaría los 5 Km y medio.
.

.
Se da la salida. En general la gente arranca muy fuerte. Por delante no hay un favorito claro, se forma un grupo con, entre otros, Manuel Prieto, el menor de los Ramos, Luismi y Casado del Maceda, Ernesto del Burgas y un chaval vasco desconocido para nosotros.
Por mi parte me dejo un poco arrastrar por la corriente y salgo con un ritmo algo excesivo. Es un circuito bastante traicionero y los repechos al final pasan factura.

Estas carreras son de llevar la lengua fuera (en sentido literal) :-P


A medida que transcurre la prueba la cosa se calma, voy adelantando gente y, poco a poco, voy ocupando mi sitio. Alcanzo a Carlos y me parece una buena rueda a seguir.


La primera vuelta la pasamos en 6'26", claramente excesivo pero ahora ya no tenía remedio. En la segunda vuelta a pesar de bajar el ritmo continuamos adelantando gente, menudas petadas que se ven por ahí.


En el punto de giro observo como se va acercando el Pesca. Él dice que no es de distancias cortas y tarda un poco en coger velocidad pero en cuanto la pilla ya no hay quien lo pare, es una auténtica locomotora. Siempre de menos a más, da igual que sen 6 km que la maratón de un IM, no falla.

Pesca (de gris) tras Guadalupe. Yo estoy a la derecha de la imagen de espaldas. Enseguida me recortaría la ventaja que le llevaba.

Sobre el km 3, 5 me alcanza, justo antes de comenzar la subida, más fresco que una lechuga. Lo primero que se le ocurre decir es:
-Venga, dame un relevo.
-Anda que estoy yo para relevos, si ya llevo la lengua fuera...
El expreso no para, continúa hacia delante en solitario dando una exhibición de fuerza. Este año está mostrando un nivel de forma excepcional en todas las distancias y disciplinas.
Yo me quedo con Carlos que bastante tengo con intentar aguantar su ritmo.
2º paso por meta: 13'10" de carrera para mí y esto empieza a parecer agónico. Carlos me saca 3", va haber que apretar los dientes en la última vuelta.
Me dan alas los ánimos de la gente que conozco (Lorena, Elpidio, Óscar...) y también de los que no. Si no fuera por ellos esta última vuelta en solitario se me haría todavía más dura.

¡Pesca en la esquina superior, donde va ya!

Saco fuerzas de donde no las hay, de los ánimos y de mi rabia interior, creo que ahora entiendo a Marco Olmo cuando dice que corre por venganza.


Bonita serie de fotos de Óscar.

Encaro la subida por última vez, ahora si que se hace dura. Doblo la curva, últimos metros, recta de meta. No viene nadie cerca así que me da tiempo de perder unos segundillos y chocarle la mano a Elpidio.
Se acabó: 19'55" (neto 19'50") puesto 32º, casi medio minuto menos que el año pasado que está muy bien (aunque este año la meta estaba un pelín más cerca)
El triunfo al final fue para el chico de Hernani, por lo que contaban estaba por aquí de vacaciones y se enteró un poco por casualidad de esta carrera. Eso sí es un buen plan.

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina
1º Ibai Alba CD Hernani 17:21
2º Manuel Prieto ADAS Barco 17:40
3º Óscar Ramos ADAS Barco17:42

Femenina
1ª Guadalupe Lodeiro Gimnástica de Pontevedra 20:27
2ª Silvia Teijeiro Ourense Atl. 21:13
3ª Mª Rosario Figueroa C.A. Corredoiras 21:53


Galerías de fotos: Oscarourense, Tito.

La cosa no para, al día siguiente volví coger de nuevo la BTT para una ruta muy sencilla, ahora me vuelvo sentir inseguro. Y hoy a la piscina, 3 km aprovechando que los domingos a las mañanas no va nadie, me gusta nadar al aire libre bajo el sol.
A partir de ahora va tocar apretar un poco si queiro llegar a septiembre con garantías pero de momento la base está hecha y me voy encontrando bien.


¡Hasta la próxima!

jueves, 22 de julio de 2010

Las ilusiones perdidas


"No lamento nada. He jugado, he perdido. Son gajes del oficio. Pero, a pesar de todo, yo he respirado el viento del mar"

Antoine de Saint-Exupéry - Tierra de los hombres.

Playa de Doniños (Ferrol)


GRACIAS A TOD@S POR TODO.

domingo, 18 de julio de 2010

Y 19 semanas después...

...
¡un fin de semana sin competir!
La verdad es que no me había dado cuenta pero así a lo tonto llevaba desde que empezó el mes de marzo poníendome un dorsal cada fin de semana.
En este la cosa fue diferente, no encontré ninguna competición que me fuera bien. Había una travesía a nado con una pinta fenomenal en Bueu, con distancias a elegir hasta 7 Km, pero la costilla no está para muchas alegrías. Nadando todavía me molesta, si sólo deslizo es un dolor mínimo pero si empujo ya es otra cosa y nadar en el mar es diferente a hacerlo en piscina. Por la misma razón tampoco acudí al campeonato gallego de tri cross, a pesar de que creo que el circuito de bici era bastante asequible. De todas formas tampoco puedo hacer mucha BTT ya que me resiento en los botes y no puedo tirar de manillar (descartada por tanto también la marcha de BTT que organizan mis amigos de Celanova).
Carreritas este finde tampoco había. La temporada de pista ya ha concluido prácticamente, salvo para los que disputan campeonatos. Con respecto a las populares tuvimos un período de saturación hace apenas unas semanas, donde hasta costaba decidir a cual acudir, pero ahora el calendario está bastante desierto.
Tocaba pues, un "hágaselo usted mismo" y eso fue lo que hice. Me encanta competir pero esto tampoco estuvo mal, aunque creo que al final me ha dejado más cansado que los findes competitivos jajaja
Sábado 16 km trail. Saliendo de mañana, sin demasiado calor aunque luego si empezó a calentar el sol. Un entreno muy disfrutado, me gusta llegar al monte, sacarme la camiseta (sólo la camiseta eh?) y corretear entre los árboles en plan Mowgli (mmmm... no sé, creo que me están comenzando a afectar los videos que sube el amigo Bulderban)
Me gusta la sensación de ir ligero, sencillo, de olvidar las normas y todos los rollos estos de nuestra sociedad y simplemente tratar de sentir (o sentirme)
Luego toca regresar pero de alguna forma vuelves nuevo -no, no me voy dejar la barba ni el pelo largo, al menos de momento-.
Hoy domingo bici, 60 km con la flaca para empezar el día. No sé si es que la bici es muy agradecida o es que la entreno muy poco, pero cada vez que salgo la semana después de haber acudido a una marcha o haber hecho una salida inusualmente larga vuelo (para mi nivel claro está): 28,03 Km/h de media en solitario y con perfil "gallego", no está mal. Buenas sensaciones y una salida muy disfrutada, ya hacía tiempo que no lo hacía y el paisaje a orillas del Miño en días como hoy es una auténtica gozada.
Luego vino la novedad del día y es que tras la bici me decidí a hacer una transición para acabar el entreno con 5 Km de carrera. No solía hacer nunca este tipo de entrenos bici+carrera pero dados mis objetivos este verano creo que me vendrán bien. No es lo mismo bajarse a correr tras 20 o 40 Km de bici (yo personalmente apenas noto diferencia) que tras 80.
Y es que este verano me he puesto unos objetivos bastante ambiciosos (para mi).
Mañana acabo por fin la oposición. Me imagino y me espero otro palo pero como soy de los que se guía por la máxima de que cuando algo te golpea tienes que intentar darle tú más fuerte, me he propuesto un par de retos motivantes de aquí a fin del verano (o eso, o me daba a la bebida pero no me gusta el alcohol): Triatlón doble olímpico de Sanabria y maratón de montaña Penedos do Lobo.
Por separado no me acababan de llenar pero al estar en semanas consecutivas, juntos me parecen un aliciente muy apetecible para decidirme a entrenar.
Lo que suceda ya se verá, quizás acabe muy cansado de Sanabria y en Penedos me limite a trotar hasta la media maratón, o quizás se tuerza todo y ni una cosa ni otra. Pero a día de hoy en mi mente están las 2 y mi ilusión para entrenar es hacer las 2.

2 paisajes idílicos, 145 Km.

Ya después de Septiembre tendré que tomar una decisión con respecto a mi vida pero de momento sólo me apetece entrenar y olvidarme de todo.

Ahí queda eso

¡Hasta la próxima!

lunes, 12 de julio de 2010

Fin de semana completo

Este fin de semana doble cita con la competición. El viernes se disputaba en las pistas de Monterrei la 11ª Jornada de la XXVII Copa Deputación de Atletismo en pista y hasta allí me fui para correr el 1500. Mi tercera carrera en pista y distancia desconocida para mi. Había hecho el 10000 y el 800 pero en esta ocasión tocaba debutar en la que quizás sea una de las distancias reinas del atletismo, el "milqui".
Le estoy cogiendo el gusto a esto de la pista, es otro mundo.
Antes tuve la oportunidad de ver algunas de las pruebas que también se disputaban ese día: 100 masculino y femenino, lanzamiento de martillo (impresionante verlo), peso femenino, longitud y 400 maculino y salto de pértiga femenino. Os dejo un vídeo y algunas fotos.


El 100 femenino, la calidad es mala porque lo grabé con la cámara de fotos. Ganó una chavalita joven: 13,50" con 16 añitos, no está mal.

En esta ocasión Lalo estaba en el lado oscuro jejeje

La pértiga: una de las especialidades más completas y estéticas a mi entender del atletismo.

Y el cuerpazo de las pertiguistas da fe de ello.

Aunque por la tele la altura no parezca mucha de cerca te das cuenta que hay que echarle bastante valor.

Mi prueba estaba para las 20:50 aunque como sólo nos presentamos 2 participantes salimos antes de la hora. El otro atleta era mi tocayo Alfredo González que había corrido antes el 400 y además venía de una lesión. En condiciones normales este veterano corre mucho más que yo pero en esta ocasión estaría más igualada la cosa.
La verdad es que en estas distancias no tengo mucha idea de ritmos así que me calcé los clavos e intenté salir a una velocidad que pudiera mantener durante las 3 vueltas y 3/4 que dura la prueba. Me puse en cabeza y tiré.

Sensación extraña el no ver nadie delante. El primer 300 lo pasé en 57", supongo que un pelín rápido. Luego ya me estabilicé, la siguiente vuelta me salió en 1'21 y la siguiente en 1'22" pasando siempre en cabeza.
En algún momento me pareció que podía abrir hueco consciente de mi pobre final pero cuando sonó la campana ya tenía a mi tocayo a muy poca distancia (lo bueno es que lo gritos de ánimo de la gente de su equipo valían para mí también jaja)

En los últimos 400 eché el resto y de hecho hice la vuelta más rápida que las anteriores: 1'19". Aún así no fue suficiente, me falta explosividad y fui superado en la recta de meta: 5'00.51" para mi rival y
5'01.31" para mí. No creo que gane ni aunque corra solo jajaja.
Bueno, ahora ya tengo una referencia, creo que puedo bajar bien de los 5' en futuras pruebas aunque esta temporada creo que ya no habrá más oportunidades de hacer pista.

De todas formas ya digo que contento, cada vez la pista me gusta más.

Clasificaciones (completas aquí)

1500 m masculino

1º Alfredo González Ourense Atl. 5:00.01
2º Alfredo Ferreiro C.A. Casa da Xuventude 5:01.31


Eso fue el viernes, el sábado tocó entreno-relax en piscina pública. Fui temprano antes de que llegaran los críos que no dejan nadar a nadie. El agua estaba a una temperatura ideal, hice algo de nado con aletas y el resto variado.


Y el domingo la gran machada,
XIII Marcha cicloturista Tea, 116 Km, 4 puertos y 3 repechos más de mención, sobre 2100 m de desnivel positivo acumulado. No es que sea una marcha muy dura ya que las pendientes son siempre moderadas pero es que iba ir a lo jaramugo ¡sin entrenar!


Y no es algo que diga por decir como hace mucha gente, los que seguís el blog ya conocéis las circunstancias, la oposición, la caída y el parón, quitando los 35 Km de calentamiento para la carrera de Leiro la última salida en carretera (65 Km) fue el 17 de Mayo, ¡casi nada!

Luego sí, hubo triatlones y me encontré bastante bien sobre las 2 ruedas pero el esfuerzo explosivo de 20 km poco tiene que ver con el sostenido en 116 Km.

En realidad iba con muchas dudas, incluso sobre si podía terminar, pero por otro lado me dije ¿porque no? Tengo ya cierto bagaje y cierta experiencia, corriendo no estoy en mala forma y algo de fondo acumulado y de coco de larga estoy empezando a tener.

Lógicamente en el mejor de los casos el único objetivo iba ser terminar, sin marcarse ningún tiempo. Tan sólo siendo consciente que desde el principio si quería tener éxito tenía que ir muy tranquilo y por debajo de mis posibilidades, comer, beber e hidratarme bien. Ante todo mucha calma.

Vídeo de la salida en Strands.com

Y un poco así fue, salí muy tranquilo, el primer puerto lo hice con un piñón más de lo que normalmente movería. Festín no presenta ninguna dificultad, al menos cuando vas fresco, por el contrario es una bonita ascensión para disfrutar del entorno.


En el descenso me animé un poco a tirar, buena carretera para bajar dando pedal. Del km 20 al 40 se hace todo bastante rápido.

Con una media bastante alta me planto al pie del segundo puerto del día: Caritel.


A partir de aquí hasta meta el terreno era conocido pues era el mismo que en el recorrido de hace 2 años.
Caritel es un puerto bastante cómodo, a pesar de sus 12 km tiene 3 en el medio que son prácticamente llanos y sirven de descanso.
Hasta el momento iba bastante bien pero aquí empezaron mis problemas o más bien mi calvario con el sillín. No por el sillín en sí, sino por su fijación a la tija, se me debió aflojar y se empezó a mover. Era algo muy incómodo que además de hacerme perder la concentración me daba mucha inseguridad.

En el primer avituallamiento me paro y lo intento apretar con una multiherramienta. Además de eso aprovecho para beber y rellenar el bidón. En 47 km ya me he bebido medio litro de isotónico. hace muchísmo calor y aún no son las 11 de la mañana, queda lo peor.

Arranco de nuevo pero al km siguiente sucede lo mismo: el sillín vuelve bailar. Repito la operación, vuelvo apretar y se repite el efecto, un par de km bien y al siguiente de nuevo flojo.

Paro de nuevo y llamo a la moto de asistencia. Los chicos fueron muy amables conmigo pero no tenían llave, de todas formas hacen un apaño y me ayudan a apretar. Esta vez parece que queda algo más fijo.
Vuelvo montar e incorporarme a la carrera, rezo para que aguante.
Estos parones me han roto totalmente el ritmo.
Pero no hay mal que por bien no venga, pues gracias al tiempo que he estado parado ahora marcho en un grupo junto a 2 chicas del Caeiro, una compañía inmejorable jejeje La verdad es que me quedé con ganas de hablar más con ellas, me parecían supermajas. Luego las volví a ver a la salida de las duchas. Está genial que cada vez haya más chicas dándole a los pedales.

Las supernenas de Cambre

Coronamos Caritel Km 53,3. Todavía no habíamos llegado ni la ecuador de la prueba aunque yo prefería pensar que sí. Mi objetivo era llegar hasta el Km 90, el resto sé que aunque se vaya muerto se hace.


Seguimos ruta, pequeño descenso y en pocos Km tocaba afrontar un nuevo repecho: Verducido.


Vale que es muy corto pero estos repechines matan a uno y acaban pasando factura.
Coronamos Verducido y apenas tenemos 1 km para recuperar: empieza ya la subida al 3º de los puertos del día.


Con 4,6 Km y una pendiente media el 5,11% yo ya lo considero puerto, pequeñito pero ya un puerto. El primer km es el más duro, el resto se hace llevadero aunque en esta ocasión el calor estaba acabando conmigo. En los tramos de sombra daba gusto pero los de sol...
Durante toda la marcha fui consciente de lo importante que iba ser hoy el tema de la hidratación y la alimentación, y creo que lo hice bastante bien. Al menos nunca me sentí vacío en ningún momento.


Hacemos cima en Estacas, 620 m de altitud. 2º avituallamiento de la ruta, me paro a rellenar el bidón y tirar la basura (si, ya sé que para algunos les debe parecer más pro tirar los envoltorios de los geles y las barritas por el camino pero no deja de ser una guarrada y algo que debería cambiar por el bien de todos)

De nuevo en ruta, bajada sinuosa y divertida y a afrontar la última parte del recorrido. Intuía que subir Moncelos con este calor iba resultar durísmo pero bueno, de peores cosas hemos salido.

La bajada de Estacas es durísma. Si, es bajada, pero la carretera está tan rugosa que acabas con un dolor de huesos, de muñecas y de todo. La bici parece que se desarma. A una de las supernenas le salió despedido el tapón del bidón así que imaginaros.

-Ay mi sillín, ¿a que se me acaba de caer aquí?
Por suerte son sólo 3 km de carretera mala, luego vuelve el buen asfalto aunque ya habría que afrontar otro repecho: Piñeiro. Apenas un aperitivo para lo que vendría después.


Coronamos Piñeiro en el Km 76. 3 Km de bajada y que sea lo que Dios quiera. Me tomo un gel.
Pasamos por el río Tea. Había gente bañándose, que envidia me daban, iba muerto de calor.
Por delante 9 km de ascensión y 475 m de desnivel.


El primer km es el de más pendiente pero hay bastante sombra y se hace bastante bien. Como ya conocía el puerto me marqué un ritmo que pudiese aguantar hasta el final, igual pequé algo de conservador pero con el "entreno" que llevaba como para fiarse. Lo más duro para mí estaba entre el km 4 y 6 donde la pendiente es bastante constante en torno al 7%.

Aquí, las supernenas del Caeiro me dejaron atrás así que me tocó hacer la ascensión en solitario.
El paisaje impresionante, lo disfruté mucho y casi me olvidaba del esfuerzo. Lo más duro el calor y los km en los que no había una sombra.
A falta de 3 km para coronar alcanzo a una grupeta de 4 ciclistas entre los que iba uno con un maillot con la bandera de Portugal (hay una amplia representación portuguesa en esta cicloturista) y otra chica supongo que asturiana con un maillot de Xixón.
Aunque durante un rato fui con ellos luego seguí con le ritmo que llevaba desde el inicio del puerto, en solitario hacia la cima.
Nueva complicación, supongo que debido al calor, no aguanto la planta de mi pie izquierdo, la noto como quemada, quizás tenga ampollas, me duele a horrores cada vez que doy una pedalada (el otro pie también pero este mucho más) y no puedo hacer fuerza.

Por suerte los últimos km del puerto son bastante fáciles.
Corono Moncelos, Km 88. Techo de a ruta con 800 m de altitud. Esto está hecho. ¡Vamos!

No paro en el avituallamiento y emprendo el descenso, muy divertido, hasta la nacional, con la carretera para mí solo, trazando bien las curvas y sin necesidad de tocar el freno.


Ya en la nacional, última dificultad del día, repecho de Fontefría, pequeñito pero que se hace muy duro, las piernas ya no quieren trabajar más, además casi tenía que pedalear sólo con la pierna derecha porque con la otra veía las estrellas al presionar con el pie en la cala.

Se acaba, todo se acaba. Paso por el control de chip (4h35'47") y ahora todo es cuesta abajo, 22 km para disfrutar... o a lo mejor no.

Al principio la cosa va bien, bajo a 50 Km/h sin problemas y porque el desarrollo que llevo no me da para más pero luego...
¡la madre que parió al sillín!, ¡¡otra vez!!
Estoy hasta el culo (nunca mejor dicho) de esto. Mira que no, que ya no me apetece ni parar. Quitando un tramito de llaneo que fastidia un montón el resto en muy fácil.

Se me hizo largo y lo pasé fatal, hasta me adelantó gente en la bajada, pero ya me daba igual. Ver Ponteareas fue un alivio. De lo que se trataba hoy era de intentar acabar y eso es lo que había conseguido. Objetivo cumplido.
El tiempo de pena, el puesto de pena, la media de velocidad "oficial" de pena pero me siento muy muy orgulloso, para mí un triunfo. Tan pronto cruzo la línea de meta me dieron ganas de gritar:
- ¡Yo (también) soy Espartaco! (dedicado con cariño al maestro Atalanta)



5h09'44" de tiempo oficial, 4h55' de tiempo real de pedaleo (los 15' fueron el tiempo que estuve parado con el silín y para recargar bidones en los avituallamientos), media real de 24,29 Km/h (no está tan mal para mí) y máxima de 63,1. Por mi cuentakm me salió algo más de distancia 118 km, no sé si a alguno más le pasó.
En definitiva otra cicloturista más para el saco y sobre todo un desafío cumplido.


Clasificaciones (completas aquí)
Mejores tiempos masculinos

Zeferino Manuel Ramos XPZ- Bona Navais (POR) 3h21'40"

Francisco Paulo Alves XPZ- Bona Navais (POR) 3h24'27"

Jorge Nóvoa P.C. As Pontes 3h24'27"

Carlos Carneiro XPZ- Bona Navais (POR) 3h24'27"


Mejores tiempos femeninos

Alicia Fernández Expert 4h25'02"

Montserrat Álvarez Picaraña 4h26'26"

Estíbaliz García Cambre 5h00'50"
Karina Callón Cambre 5h00'50"


Del otro acontecimiento del domingo no voy decir nada que no se haya dicho ya. Aún no me lo creo. Dentro de unos días estaré hasta las narices de todo el rollo que se va mover en torno a esto, cánticos de Reina incluidos pero de momento es una alegría. Mayor si cabe porque no haya ganado un equipo de carniceros como el holandés, Holanda quien te ha visto y quien te ve.

Si ellos pudieron yo también.

¡Hasta la próxima!

lunes, 5 de julio de 2010

XXVII Carreira popular de Leiro



Quien me lo iba decir. Todavía hoy me sorprendo, a veces el cuerpo humano es imprevisible.
La semana empezó mal, dolorido en el cuerpo y en el alma. Domingo, lunes, martes, miércoles y jueves reposo total. Obligado por supuesto. En realidad no podía hacer nada, ni nadar, ni correr, ni montar en bici, ni palear, ni ir al gimnasio... absolutamente nada. Trabajo me costaba dar 2 pasos. Por las mañanas iba a un parque-playa fluvial que tenemos cerca y me sentaba en un banco a leer la National Geographic, vida de jubilado sedentario. Aún el mismo jueves quise caminar un par de km y me tuve que sentar a los 500 m.
Por un lado resultaba desesperante aunque la experiencia también me valía para ser más consciente de lo frágiles que son muchas de las cosas que damos por sentadas y el delicado equilibrio en que se sustenta todo, basta una décima de segundo para echar al traste el trabajo de meses, años o incluso toda una vida.
Afortunadamente lo mío era leve y temporal.

El viernes volví a los "entrenos", fui a la piscina con la incógnita de si sería capaz de nadar. Por suerte hasta me olvidé el reloj, así no tuve la tentación de mirar el tiempo. En el agua la cadera apenas me molestó, el costado sí lo hizo un poco más sobre todo si quería nadar a crol. Apenas podía hacer fuerza con mi lado izquierdo así que me concentré en deslizar, era como hacer tai-chi en el agua.
El ejercicio no me sentó mal y, algo más animado, el sábado por la mañana quise probar a ver si era capaz de correr un poco. Quería ser muy cuidadoso. La hinchazón de la cadera me había pasado pero aún quedaba (y me queda todavía) parte del hematoma que, por supuesto me molestaba (y molesta), aunque me parecía que el dolor era sólo por el mazado.
25' para 5 Km, quizás algo menos. El costado apenas me dolió y las molestias de la cadera fueron de más a menos.
Eso me hizo decidir que para el día siguiente llevaría la bici a Leiro y llanearía un poco por allí antes de asistir como espectador a la carrera.

Llegó el domingo. La noche la había pasado mejor que las precedentes en las que apenas pude dormir por los dolores. Al preparar la mochila con la ropa de la bici se me ocurrió meter también las zapatillas y la ropa de competir.
Leiro es una carrera especial para mí porque es un poco la de casa, además de ser la 1ª que corrí hace ya 11 años. De alguna forma me gusta apoyarla y como ya estaba apuntado desde hacía bastante tiempo se me ocurrió que al menos podría tomar la salida, aunque fuera para "hacer bulto"...

Llego a Leiro temprado, aparco, saco la bici y me dispongo a rodar un poco. La intención es también probar mis nuevas adquisiciones: un sillín Fi'zi:k Arione Tri2 y un acople Profile Desing Aerostryke (poco a poco mi bici se va vistiendo de LD, mi intención original hubiera sido probarla en Villameca pero...)
Paso por donde reparten los dorsales y aprovecho que era temprano (10 h) y no había casi nadie para recoger el mío. A continuación llaneo dando un par de vueltas al circuito del tri de Leiro y hago un poco de subida hasta Pazos de Arenteiro. Desisto de subir más porque al levantarme del sillín me duele el costado.
Al final 1h20' de bici y 34 Km. Voy al coche a cambiarme y dejar la bici.
Al menos ya tenía la sensación de haber cumplido así que si tenía que abandonar la carrera a los 300 m no me iba importar.

11:45 hora de nuestra salida. La incógnita era total porque no había calentado nada corriendo. No era muy optimista pero al mismo tiempo me sentía contento por el mero hecho de participar en la fiesta.
Se da la salida y lo hago desde atrás de todo. No recuerdo haber salido tan atrás en una carrera pero tampoco me importa mucho, dadas las circunstacias mejor así.
Al principio fui muy despacito, en las primeras zancadas tuve algo de molestias pero después ya me encontré mejor.

Detrás de mi compi de verde.

La primera vuelta, la pequeña, la hice en 9'34". No puedo decir que fuera cómodo porque eso ayer no existió pero todo era bastante soportable y la idea inicial de abandonar la carrera en el primer paso por meta se fue de mi cabeza.


Paso por la 1ª vuelta.

De menos a más, siempre adelantando gente, me iba encontrando mejor. El segundo control de paso situado poco antes del km 5 lo hago en 19'53".


Ahora la carrera entraba en un terreno muy bonito pero también algo más complicado muchos cambios de superficie: tierra, piedra, hierba, asfalto... pero lo que lo hacía duro era sobre todo la combinación de calor y humedad.
Siempre habrá quien se queje, que si la hora, que si el recorrido... y puede que tengan parte de razón pero hay que recordar que este es un deporte que se practica al aire libre y por lo tanto más que adaptar el medio a los participantes tendremos que adaptarnos también los participantes al medio (hidratándonos bien, llevando un ritmo apropiado, etc.) Vamos que aquí no puedes salir por encima de tus posibilidades al principio porque estas condiciones no te dan margen de error.
La organización este año creo que ha cuidado más el tema de los avituallamientos así que no hay nada que reprochar. Quizás lo del tema duchas, se agradece la intención pero si se colocan tendrían que ser en un lugar que no haya que desviarse del recorrido para pasar por debajo.

Km 8 más o menos

Los km iban cayendo bajo mis pies y poco a poco iba dando alcance a gente con la que suelo coincidir en carrera. Si no lo veo no lo creo.


Recta de meta



Al final cruzo la línea de meta: 38'39" puesto 125º, un minuto y pico más que el año pasado cuando hasta hace 1 semana estaba mejor de forma, pero para las circunstancias muy muy satisfecho. En pocas carreras he acabado tan contento. No voy decir que he hecho bien ni se lo recomiendo a nadie, fueron circunstancias muy personales. Despues de lo mal (lo jodido hablando en plata) que he estado esta semana ha sido como un pequeño desquite.
De unos años a esta parte ha cambiado mi mentalidad y supongo que seguirá haciéndolo. Más libre, con lo mismos miedos pero con mayor capacidad de afrontarlos, menos pendiente de los resultados y sí quizás del proceso.
El jueves tengo la segunda prueba de la opos, no tengo prácticamente esperanzas de que acabe bien pero iré allí a hacerlo lo mejor posible y darlo todo porque es lo que debo hacer.

¡Hasta la próxima!

Clasificaciones (completas aquí)
Masculina

1º Anovar Dabab 28:51
2º Robertas Geralavicius Gimnástica Pontevedra 28:55
3º Akka Essaadaqui 29:07

Femenina
1ª Mª Jesús Gestido Playas Jandía 34:25
2ª Chus Valiño Ría Ferrol 36:41
3ª Iria Fernández Ourense Atl. 38:25

Galerías de fotos: cho-xabi, correrengalicia, amigosdodeporte, Marcos, Sera_fin666,

sábado, 3 de julio de 2010

Actitudes

No sé si conocíais esta historia...
.

(creo que se entiende bien, si alguien no lo entiende lo escribo luego en un comentario)

No estoy pasando precisamente los mejores días pero de todo se aprende. Si hay gente como el protagonista del video capaz de afrontar así problemas de verdad no voy ser yo menos con mis 4 tonterías.
De todas formas quería daros de nuevo las gracias por todos los comentarios de apoyo. Se sienten y se agradecen.

Por cierto la Furnace Creek de la que se habla en el vídeo podría considerarse como la Badwater sobre ruedas (son los mismos organizadores). También se disputa en el Valle de la Muerte, aunque en este caso el recorrido es de 508 millas (más de 800 Km) con un plazo de 48 horas para finalizar.